Archivo de la etiqueta: crowdfunding

Crowdfunding, el micromecenazgo como alternativa

Por Sandra López y Sofía Valcárcel

Si tienes un proyecto y no sabes cómo financiarlo, quizás este concepto puede ayudarte: crowdfunding, también conocido como micromecenazgo, financiación masiva o microfinanciación colectiva.

Para muchos, los pioneros en utilizar una financiación colectiva fueron los miembros del grupo de rock británico Marillion en 1997, quienes financiaron su gira a través de aportaciones de fans. Pero, lo que mucha gente desconoce es que, ocho años antes, los españoles Extremoduro ya hicieron algo parecido para financiar su disco Rock Transgresivo. 

El término crowdfunding fue acuñado en el año 2006 por Michael Sullivan, pero no ha sido hasta escasos años en los que este sistema se ha empezado a implantar en España. La primera plataforma de crowdfunding fue Lánzanos, una empresa toledana creada en 2010.

Enrique Estellés define en su blog el crowdfunding o financiación colectiva como: “Aquella actividad online mediante la cual una persona u organización de cualquier tipo solicita a la multitud de Internet la aportación de dinero para la realización de un proyecto; aportación que recibirá a cambio algún tipo de contraprestación, ya sea esta económica, material, de reconocimiento social o de auto-estima.”

Este nuevo sistema de financiación ya se perfila como una potente alternativa para financiar proyectos de cualquier tipo, especialmente culturales y artísticos. El micromecenazgo está siendo el salvavidas de muchas propuestas, que, desgraciadamente, no cuentan con apoyo suficiente para poder llevarlas a cabo. Ejemplo de ello ha sido el caso de Stockholm, película española dirigida por Rodrigo Sorogoyen financiada a través de Verkami, otra plataforma de crowdfunding española. La película ha sido galardonada como mejor película dramática del 2013 en los Premios Feroz.

stockholm
Captura del proyecto Stockholm, presentado mediante la plataforma verkami

Pero el crowdfunding, no solo está demostrando ser una buena alternativa para cineastas noveles, también está sirviendo como impulsor de jóvenes talentos musicales. Jero Romero, exlíder de The Sunday Drivers, decidió intentar su carrera por libre tras la disolución del grupo. En tan solo 15 horas recaudó 10.500 euros para grabar su primer disco en solitario: “Fue una cosa alucinante. No me lo podía creer. Sólo tenía el anuncio en Verkami y mis cuentas personales de Facebook y Twitter para darlo a conocer. Mis cálculos eran que rozaría los 40 días para recaudar el dinero, pero fue cuestión de horas”.

Los datos son apabullantes, y no es para menos. Hace dos años ya se estudiaba la implementación de este fenómeno en España. Utilizando los datos almacenados con la plataforma Verkami, RTE Lab realizó un gráfico en el que se mostraba que el 73% de las campañas consiguió el dinero para sacar adelante el proyecto, siendo el sector musical uno de los más activos. Durante el ejercicio pasado, las plataformas más influyentes en el mercado español (Verkami, Goteo y Lánzanos) han visto crecer el número de usuarios y proyectos financiados.

datos plataformas crowdfunding
Tabla extraída del blog: http://miquelrodriguezplanas.blogspot.com.es

Según la tabla observamos que, tal y como dice  Marta Pizarro , Responsable de Comunicación de Lánzanos: “el crowdfunding no es una tendencia pasajera”. Desde su irrupción en España, este modelo de financiación no ha hecho más que aumentar, pero para poder entender esta brutal evolución, debemos conocer su mecanismo.

¿Cómo funciona?

Una de los aspectos que hace más atractivo este nuevo modelo de financiación puede ser su fácil funcionamiento. La siguiente infografía muestra los dos posibles procesos que existe para acceder al crowdfunding siendo, o bien el emprendedor, o, por otro lado, siendo el colaborador/mecenas. En tan solo cuatro pasos cualquier emprendedor puede proponer su proyecto.

funcionamiento crowdfunding
Infografía extraída de emprendalia.es

Primero deberá tener la idea. Seguidamente, deberá publicarla en una plataforma crowdfunding, junto con un presupuesto deseado e información adicional sobre el proyecto. Una vez realizado este paso, se deberá idear una estrategia de comunicación, con tal de difundir al máximo el proyecto, ya sea o bien por las redes sociales o en los medios de comunicación. A medida que se vayan obteniendo  las donaciones, si resulta exitoso, se obtendrá el dinero suficiente para materializar el proyecto. Llegados a este punto, faltará un último paso, agradecer las donaciones anónimas mediante recompensas (copia del disco, chapas, pegatinas,…).

 Motivos de su gran acogida

Según un informe de X.net su crecimiento se debe a :

1. Es fácilmente accesible, gracias a Internet, para una multitud de personas tanto emprendedoras como partícipes

2. No requiere fuertes inversiones que, en la mayoría de los casos, son decididas por cada partícipe, la suma de ellas es lo que cuenta

3. El mecanismo de pago y recepción de fondos es fácil y rápido

4. Carece de rígidos formalismos

5. No existen intermediarios–sin contar a la propia plataforma- que encarecen los proyectos, en especial en los supuestos de crowdfunding para creación de música, audiovisuales, videojuegos; por lo que además los financiadores se sienten más vinculados al proyecto financiado.6. Sustituye fórmulas tradicionales de financiación (bancaria, subvenciones, financiación corporativa como pueda ser el capital riesgo, el venture debt, private equity) a las que bien el proyecto, bien el emprendedor no tienen acceso por distintas razones o que, en un entorno de crisis, son imposibles de conseguir la mayoría de las veces.

Gregorio López -Triviño, CEO de Lánzanos, explica,  en una entrevista para La Comunidad Publicitaria,  las claves de este nuevo modelo de financiación y cómo funciona la plataforma.

Marta Pizarro, ahonda más y nos cuenta el perfil de bandas nóveles que acuden a su plataforma con el fin de poder sacar a delante su proyecto y cumplir su sueño sin tener que depender de discográficas u otro tipo de intermediarios.

Los porqués de un proyecto fracasado

Los motivos por los que un proyecto puede fracasar, según Pizarro, puede ser por:

  1. Inviabilidad del proyecto: cantidad astronómica, pretensiones que se tienen no se corresponden con lo que se pueda conseguir.
  2. Las recompensas ofrecidas no son atractivas. Hay que cuidar mucho al mecenas.
  3. No establecer una campaña de comunicación adecuada. Necesidad de difundir el proyecto a través de las redes sociales, blogs, medios de comunicación.
  4. Idea demasiado utópica o innovadora para la que no hay demanda.
Marta Pizzaro, Responsable del Departamento de Comunicación de Lánzanos. SANDRA LÓPEZ.

Para la Responsable de Comunicación de Lánzanos, es imperdonable no establecer el punto 3. El hecho de no comunicar un proyecto y difundirlo por la Red, resulta un mal para la viabilidad de la idea, ya que si se desconoce su existencia, su financiación será imposible.

Un sistema aún por regular

declara-PizarroLa incipiente llegada y consolidación del crowdfunding en el mercado español está siendo objeto de debates legales.A diferencia de la legislación de Estados Unidos, España no cuenta con una disposición como la del Título III de la Jumpstar Our Business Startups Act (secciones 301 a 305), disposición que se conoce como JOBS Act, y que entró en vigor hace dos años. La JOBS Act da cabida a esta nueva clase de financiación en su ordenamiento jurídico. Durante el pasado mes de Febrero, el Gobierno presentó el Anteproyecto de Ley para el Fomento de la Financiación Empresarial, con tal de regular la situación del micromecenazgo en el país. Tras su presentación, tanto las plataformas de Equity-Crowdfunding como la Asociación Española de Crowdfunding, se pusieron de acuerdo para presentar alegaciones contra la limitación de la inversión propuesta, ya que, tal y como dice Pizarro:  “De esta manera se coarta muchísimo tanto la libertad de las plataformas, como de los inversores, como del potencial que tiene el movimiento”.

Así pues, la implementacón del crowdfunding en España no únicamente ha revolucionado el panorama social, sino que también ha afectado al marco legislativo, o eso están intentando conseguir los actores implicados.

El crowdfunding y la música

Existe un gran número de plataformas de micromecenazgo generalistas en España. Poco a poco, además, van naciendo otras especializadas exclusivamente en la música. Sin embargo, por ahora tan sólo se queda en sueños por cumplir: tras financiar algunos proyectos musicales, echan el cierre debido a la competencia que hay entre las páginas de crowdfunding. Otras, a pesar de continuar recibiendo proyectos, lo hacen con cuentagotas.

destacadosPor ejemplo, Mola FM, que cuenta con el respaldo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo,  ha conseguido financiar nueve proyectos desde que se puso en marcha hace un año y medio. Uno de ellos fue la grabación del disco de Miquel Roldán, un joven mallorquín de 26 años que decidió probar suerte en octubre del año pasado.  Después de 40 días de intensa campaña a través de las redes sociales, consiguió los 3.150 euros que necesitaba para grabar cinco canciones en un estudio profesional. “Llevo componiendo canciones desde que tenía quince o dieciséis años. Sentía que ya era hora de materializar todas las horas de trabajo invertidas en un disco propio”, afirma este cantautor.

Sin embargo, no fue tarea fácil. Roldán asegura que habría sido imposible lograr su objetivo si no fuese porque ya tenía algunos fans que siempre acudían a sus conciertos y que no dudaron en poner su granito de arena. Señala con una sonrisa que “después de años recorriendo las diferentes salas de Mallorca, el público comienza a conocerte. Y si les gustas, no dudarán en apoyar tu proyecto si éste es realmente viable”.

Volviendo a las plataformas generalistas, Verkami es una de las más activas de España. El Cantaitor es el sobrenombre de Juan Carlos Sánchez, un vocalista que lleva años cantando en diferente bandas catalanas. En apenas doce días, ha logrado la financiación necesaria para grabar su disco en solitario, que saldrá a la venta bajo el título de Ten.

el cantaitor en lennon's
El Cantaitor, en un concierto en la Sala Rennon’s. SOFÍA VALCÁRCEL.

El vocalista asegura que parte de su éxito está en las diferentes colaboraciones que ha tenido para grabar su maqueta: El niño de la hipoteca, Anna Berruezo, una cellista de música clásica, o Roger Gascón, productor de grupos como Love of Lesbian o Dunner. Sánchez afirma que “tener como padrino a algún músico respetado en la industria hace que sea mucho más fácil conseguir difusión en las redes sociales y que la gente se anime a depositar su granito de arena”.

Sin embargo, esto último no lo es todo. El Cantaitor lleva varios años tocando en diferentes grupos de Barcelona y, de este modo, ha conseguido hacerse un hueco en el panorama musical de la ciudad. Para él, al igual que para Miquel Roldán, es muy importante tener detrás a una audiencia que te respalde si quieres conseguir la financiación que necesitas. Por ahora, le siguen lloviendo las donaciones de los mecenas. Con el dinero que obtenga por sobrepasar el objetivo, piensa grabar tres temas extras y preparar un videoclip para promocionar el álbum.

Cassandra’s Sons & The Bastards Band también tuvo la oportunidad de conseguir la financiación para grabar su primer disco a través de Verkami. Hace unas semanas estuvimos con ellos y nos lo contaron todo sobre cómo crear una campaña de crowdfunding exitosa.

Eduard Fabregat es un cantautor barcelonés que no tuvo tanta suerte con su proyecto. Su grupo tiene por nombre The Raymond Williams Incident y su objetivo era dar a conocer un conjunto de canciones que un escocés, Daniel Bookseller, había compuesto con tan sólo con su voz y un ukelele. Sin embargo, Fabregat explica que “durante la grabación de este primer disco póstumo, empezaron a tener sus propias ideas para un disco”. Esto les llevó a querer volver al estudio de grabación de nuevo.

El 19 de mayo de este año finalizó su campaña en Verkami sin éxito: sólo recaudaron 87 de los 600 euros que eran necesarios. “Es cierto que no pusimos todos los medios necesarios para sacar adelante el álbum”, reconoce el vocalista. Además, el grupo se hallaba inmerso en plena gira cuando decidieron poner la campaña en marcha. Fabregat asegura que fue el peor momento para ello: “No estuvimos pendientes de promocionarnos a través de las redes sociales ni usamos los conciertos para anunciar nuestro segundo álbum”, cuenta con cierto ápice de tristeza.

Otras alternativas al crowdfunding

Los concursos de música entre grupos nóveles es una de las opciones que existen si quieren conseguir el dinero suficiente para cumplir su sueño. Drakum es una de esas bandas: en el año 2012 ganó el Devilfest, un concurso de rock y de metal celebrado en Barcelona, que les llevó a conseguir una importante cantidad de dinero para financiar su disco.

drakum concierto bóveda
Drakum, durante un concierto en abril del 2014. SOFÍA VALCÁRCEL.

Javi Crosas, cantante de Drakum, admite que estuvieron más de dos años participando en concursos y vendiendo merchandising del grupo hasta que pudieron encerrarse en el estudio de grabación. Así fue como nació su primer disco Torches will rise again en el 2013, lo que les permitió participar en uno de los festivales de metal más importantes de Europa: Metaldays, celebrado en Eslovenia durante agosto de ese mismo año.

Siberia es otro gran ejemplo. Esta formación de Montmeló comenzó a tocar rock alternativo en el año 2009. Después de un año de componer canciones y ensayar en un pequeño local de la ciudad catalana, participaron también en el Devilfest del 2012. Quedaron en tercer lugar, pero fue suficiente para que una productora se fijase en ellos: a finales de ese año grabaron su primer LP, titulado A war inside my head.

El bajista del grupo, Víctor López, recuerda que después de su paso por el concurso, “grabaron un par de canciones en su local que presentaron a algunas productoras de Barcelona”. Así fue como K-Cleta Studios decidió producirles su disco, ya que quedaron impresionados con sus actuaciones. López está convencido de que, de no haber obtenido tan buena posición, no hubiesen podido entrar en el estudio de grabación.

Siberia en un ensayo
Siberia durante un ensayo con el grupo. SOFÍA VALCÁRCEL.

No es el único grupo que ha tenido un golpe de suerte. Lo nunca dicho también consiguió que una productora se fijase en ellos después de estar tocando durante varios años en diferentes salas de Madrid. Ángel Álvarez, su vocalista,recuerda que, tras un concierto en La Riviera en el 2008, decidieron ponerse las pilas y grabar una maqueta con algunas de las canciones que habían compuesto.Enviamos nuestra maqueta a Flor y Nata Records, entre otras productoras, pero pasaron los meses y no teníamos noticias de ellos”, afirma el cantante. Después de un año, al fin tuvieron una respuesta afirmativa por parte de la productora. Reciben tantas maquetas que puede pasar un largo tiempo hasta que se ponen en contacto con las bandas que deciden promocionar.

Las productoras tienen su propio proceso de selección a la hora de descartar o no una maqueta. Music Bus es una productora barcelonesa que recibe una cantidad de trabajos tan grande que no pueden comprometerse a responder a todos. Javier García, uno de sus productores, asegura que les llegan entre 10 y 15 trabajos diarios, tanto por correo electrónico como por correo postal. “Escuchamos todo el material que nos llega, pero sólo damos una contestación favorable a los grupos que creemos que se ajustan a la filosofía de Music Bus”, sentencia García.

destacados1En cambio, la venta de discos en formato físico ya no resulta rentable. En los últimos años, con la aparición de las P2P (Peer to peer) y las descargas directas que permiten compartir archivos entre los internautas sin pagar ni un céntimo, los ingresos han descendido en 8,7 millones de euros entre el 2011 y el 2012, según datos del anuario de la SGAE 2013.Esto ha afectado seriamente a los sellos discográficos, que se lo piensan dos veces antes de producir un disco a un grupo novel. García admite que si no es un trabajo diferente y rentable a largo plazo, no apuestan por él. Por esta razón, se está potenciando la publicación de discos de manera digital únicamente. La productora se ahorra los gastos de producción y material, pudiendo destinarlos a publicitar el producto. “El abaratamiento de los costes ha sido esencial para que nuestra productora no se venga abajo en un momento de crisis en el que cada vez se compran menos discos”, afirma el productor.

Anuncios

Cassandra’s Sons: “Tenemos más canciones que conciertos”

Por Sandra López y Sofía Valcárcel

Después de varios años componiendo canciones y tocando en diferentes locales de Barcelona, la banda de indie-folk Cassandra’s Sons & The Bastards Band (CS&TBB) ha iniciado la que, hasta ahora, será su aventura más sorprendente: grabar un primer disco a través de una campaña de crowdfunding. A principios de año, comenzaron su andadura en la plataforma Verkami, donde en cuarenta días consiguieron, no sólo la financiación necesaria para grabación del EP, sino que sobrepasaron con creces esa cifra.

Tras pasar una semana encerrados en el estudio de grabación, este grupo de influencias balcánicas y muy arraigado en el folk anglosajón ha decidido contarnos cómo ha sido su experiencia. Nos han revelado todas las novedades del nuevo proyecto y cuáles serán sus próximas actuaciones en la ciudad condal.

Orígenes e influencias

¿Cómo os conocisteis?

Albert: Los primeros que se conocieron son Àlex y Marta, que son hermanos, y comenzaron a tocar la guitarra y a componer respectivamente. Después, me uní yo al grupo. Un primo de ambos me los presentó un verano y comenzamos a tocar de vez en cuando. Más tarde llegaron Martí y Guillem, que también introdujo en el grupo a su hermano pequeño, Gerard, con el que se completó la formación actual.

Guillem: Desde entonces, hemos ido tocando y al final hemos hecho algunos conciertos por aquí y por allá. Se ha ido haciendo grande la cosa, no sabemos muy bien cómo. Tanto que acabamos de grabar un álbum.

ruido2
Marta Palacín, vocalista del grupo, tocando una canción con los otros miembros del grupo. SANDRA LÓPEZ

¿Cómo surgió vuestra pasión por la música?

Martí: Creo que a todos nos gusta la música y desde siempre hemos tocado un  instrumento o hemos compuesto canciones. No sé cómo hemos juntado estilos de música diferentes para hacer este proyecto. Ha sido como una comunión musical de la que ha nacido la esencia de este grupo.

¿Cuáles son vuestras influencias musicales?

Marta: ¿Para mí? ¡Ellos! (risas)

Gerard: Empecé escuchando a AC/DC, un grupo de hard rock, pero actualmente me decanto por la música más suave. Si ahora tuviese que elegir un grupo, sería Mumford & Sons.

Martí: The Lumineers, sin duda.

Albert: Patrick Watson, un cantautor canadiense al que hemos versionado en alguna ocasión.

Àlex: Lost in the trees.

Guillem: Ben Hawert, un cantautor que utiliza mucho la música acústica. Es un movimiento que está surgiendo ahora, lo que pasa es que aquí en Barcelona… todavía no está arraigado.

¿De dónde proviene el nombre de la banda: Cassandra’s Sons & The Bastards Band?

Marta: De la pasión de la mitología griega nació el homenaje a Cassandra, que era una más de las mujeres perseguidas por Zeus, pero una de las pocas que se resistió. Esto siempre lleva a un castigo. Nos cayó en simpatía, especialmente a mí. Entonces, su condena fue que profetizaría la caída de Grecia pero nadie la creería. Nosotros teníamos un poco ese castigo. Nos sentíamos esos hijos.

Como sabéis, es un nombre compuesto: igual que el grupo ha crecido el nombre ha crecido con él. Primero éramos Cassandra’s Sons porque nos sentíamos los hijos de Cassandra. Sobre todo las primeras canciones tenían algunos componentes de protesta. Y luego ha llegado la Banda de los Bastardos porque no podía tener tantos hijos Cassandra, ni con Zeus ni sin Zeus. Y de ahí viene el nombre.

¿Cambiaréis el nombre del grupo después de que un mecenas os hiciera una aportación de casi 1.300 euros en vuestra campaña de crowdfunding?

Guillem: Finalmente, nadie pagó dicha cantidad, aunque habría sido divertido. La verdad es que pusimos esa recompensa pero no especificamos durante cuánto tiempo adoptaríamos ese nombre. Creo que hubiese sido durante un concierto. Habríamos hecho la broma y ya está. A estas alturas, el nombre del grupo ya es inamovible.

Albert Jornet y Martí García improvisando una canción tras finalizar la entrevista.
Albert Jornet y Martí García improvisando una canción tras finalizar la entrevista.

Definid vuestro estilo en cuatro palabras

Guillem: ¿Cuatro palabras? ¡Un poco de todo! (risas). Creo que una palabra que nos define bien es folk.

Martí: Folk, indie, rock…

Albert: ¡¿Rock?! (risas)

Martí: Me refiero al rock del siglo XXI, el que conocemos actualmente. No quiero decir el rock&roll, que es más potente, sino más bien indie rock. ¡Es una palabra compuesta!

Àlex: Estamos muy poco a favor de los convencionalismos que representan las categorías musicales. Si tuviésemos que elegir algún adjetivo que nos definiese, diría festivo y alegre.

¿Cuál es la filosofía del grupo? ¿Qué buscáis transmitir con vuestras canciones?

Marta: ¡Caos, caos!

Martí: Positivismo. Y disfrutar la música conjuntamente.

Albert: La filosofía del grupo es juntarnos. Uno propone algo y nos vamos sumando hasta que salga algo que nos satisface.

Gerard: Cuando componemos canciones, no pensamos tampoco en lo que queremos decir a la gente, sino que las interprete a su manera.

Sobre el nuevo EP

Hemos visto que ya estáis grabando vuestro primer trabajo. ¿Cuándo creéis que verá la luz?

Marta: Hemos grabado el disco, pero todavía no se ha mezclado. Aún no sabemos cómo es el resultado.

Guillem: Creo que va a salir en tres o cuatro semanas. Entonces, haremos el concierto de presentación del álbum. Nuestro público encontrará, al fin, canciones bien grabadas. Todo lo que tenemos hasta ahora son vídeos de Youtube movidos y con un sonido un tanto extraño debido a la mala calidad de los instrumentos de grabación. Este disco supone la culminación de lo que es el proyecto de Cassandra’s Sons.

¿Qué se encontrará vuestro público? ¿Habrá temas inéditos en este disco?

Guillem: Hemos tenido un montón de canciones, pero a lo largo del tiempo hemos ido quitando algunas y componiendo algunas nuevas. De estas cinco que hemos grabado, tres son más recientes y las otras dos más antiguas.

Àlex: Creo que este disco representa todos los estilos que somos capaces de abarcar. Es una pequeña muestra. De hecho, hemos incluido una canción en catalán y el resto en inglés. Hemos intentado enseñar un poco todo lo que sabemos hacer.

Gerard: El público que nos lleva siguiendo desde hace tiempo ya conoce estas canciones.

Canción Pont des arts

http://www.ivoox.com/pont-des-arts-cassandra-s-sons_md_3075703_1.mp3″

¿Cómo ha sido el proceso para grabar el EP?

Martí: Muy bonito… (risas).

Albert: Encerrarnos en el estudio hasta que se acabe.

Àlex: Sí, lo intentamos preparar con tiempo y ensayar mucho las canciones. De hecho, hicimos un par de conciertos antes de empezar a grabar y se notó que teníamos cinco canciones muy bien ensayadas.

Guillem: Estuvimos encerrados ahí, a veces las diez, once o doce de la noche durante toda la Semana Santa.

¿Cómo trabajáis la composición de las nuevas canciones? ¿Cada uno de vosotros tiene un rol muy definido o todos participáis en todo?

Albert: Normalmente las letras vienen después se compone la declas3música. En general, primero componemos y así nos vamos haciendo una idea de por dónde puede ir la canción. La mayoría de las letras las hacía Marta, pero al final nos hemos animado todos a hacerlo.

¿Cuál ha sido el lugar más extraño donde habéis escrito una canción?

Gerard: En el baño (risas).

Martí: El día que escribimos en este jardín Pont des arts, por ejemplo. Fue la única que escribimos todos juntos.

Albert: En mi caso, el sitio más raro donde me vino la inspiración fue cuando renovaba el carnet de conducir.

Marta: Seguro que fue como protesta por tanta burocracia (entre risas)

¿Qué canción habéis elegido para vuestro videoclip? ¿Por qué?

Guillem: Estamos entre tres canciones diferentes: Josep, Pont des arts Octopus. Una canción en catalán y otra sobre un pulpo (risas).

Marta: De hecho, el Octopus es él (dirigiéndose al batería del grupo, Martí)

Albert: Aún no sabemos sobre qué canción vamos a hacer el videoclip. Sin embargo, tenemos conocidos y amigos dedicados al mundo de lo audiovisual. Sabemos lo que vamos a hacer.

¿Qué escenario preferís para actuar: un festival o una sala pequeña e íntima?

Guillem: Creo que está más en lo íntimo que en un festival.

Albert: Sería mejor en una buena sala, donde haya un público cercano. Creo que Vivimos mucho del feedback con el público.

Àlex: El hecho de no tener cosas grabadas hace que explotemos más el directo.

¿Tenéis algún ritual antes de vuestra actuación? ¿Cuál es?

Albert: No somos muy de ritual, pero antes de actuar, solemos tomar un chupito de licor

Àlex: Es cierto que últimamente en los conciertos, antes de la primera canción, hacemos una especie de jam, ya en el escenario. Desde hace tres o cuatro conciertos, sin tener nada preparado, improvisamos durante esos minutos.

Marta: ¿El humor puede contar como un ritual? En realidad, es más bien una constante (risas).

Crowdfunding como método de financiación

¿Por qué elegisteis el crowdfunding como una alternativa para financiar vuestro disco?

Albert: Era lo bueno de llevar años tocando. Veíamos que la gente venía a los conciertos y pensamos que tal vez podríamos probar este método antes de buscar una discográfica.declas2

Guillem: Además, esto también te supone más libertad a la hora de hacer tu proyecto sin estar ligado a las productoras. Lo gestionas tú todo y eso también es bonito porque en el fondo son conocidos, son gente que te están apoyando y al final ha salido bastante bien.

¿Recomendaríais este método de financiación a grupos que están empezando?

Martí: Sí, aunque ahora han puesto impuestos y ha sido una jugada, aunque no nos ha tocado por poco.

Marta: Parte de la gracia estaba en que te encontrabas al margen del sistema: pagar impuestos, depender de grandes productoras que muevan tu estilo a algo más comercial. Te librabas de muchas cosas. Y es verdad que ahora la mano se ha puesto encima del crowfunding también.

Àlex: La caridad es mucho más horizontal que vertical.

Albert: Como sistema es inmejorable, siempre y cuando tengas un grupo de seguidores que te estén siguiendo. Para alguien que está empezando y no tiene ese respaldo, no es aconsejable acudir al crowfunding. En nuestro caso, pedimos 1.300 euros y acabamos consiguiendo 3.000 euros.

Àlex: A la hora de grabar el disco hemos ido poco a poco. Nos hemos centrado en la composición. Por eso tenemos más canciones que conciertos (ríen todos)

Hablabais del feedback que tenéis con el público. ¿Cómo es la relación de Cassandra’s Sons & The Bastards Band con las redes sociales?

Gerard: En Twitter, la gente podría retwittear más. En Facebook tenemos alrededor de 750 fans. En cambio, en Twitter no pasamos los 30 seguidores. También es cierto que hace poco que creamos la cuenta. De todos modos, el público utiliza más Facebook. Sí es cierto que en Twitter hemos encontrado algunas plataformas que crean cuentas para ayudar a grupos que están empezando. Por ejemplo, anunciando sus conciertos.

Albert: Facebook ha sido algo muy esencial para publicitar conciertos.

Àlex: Ahora que tenemos material grabado, la idea es crear una cuenta en otra plataforma en Vankam o iCloud. Aún no sabemos en qué formato lo subiremos a la red.

¿Qué objetivos tenéis para este año?

Albert: Tenemos planeado hacer un concierto gratuito para las Fiestas de Gràcia. Abriremos el cartel el día 15 de Agosto en la Plaça Rovira. También tenemos previsto cumplir con las recompensas del crowfunding.

Guillem: El crowfunding es muy bonito al principio, pero después te das cuenta de que es un trabajo a tiempo completo. Hay que hacer las camisetas, grabar los discos,…

Marta: De hecho, ya tenemos el dibujo para la estampación de las camisetas y la portada del disco. Sin embargo, los envíos y la gestión sí que tendremos que hacerlo todo nosotros.

El futuro está en el crowdfunding

Sin duda, el micromecenazgo es una fuente de financiación

alternativa para grupos noveles que quieren hacer realidad su sueño de grabar un disco. De otra forma, el camino sería demasiado largo:primero tendrían que grabar una maqueta con una calidad óptima y, después, repartirlo entre las diferentes productoras y discográficas que pudiesen estar interesadas en ellos.

Cassandra's sons & The Bastards Band tras acabar la entrevista.
Cassandra’s sons & The Bastards Band tras acabar la entrevista.

A continuación, sólo quedaría esperar. Las posibilidades de que la industria discográfica se fije en una banda sin que les inciten a cambiar su estilo a uno más comercial es prácticamente ínfima.

 

Cassandra’s Sons: el indie folk inunda el Koitton Club

Koitton Club ha sido el lugar elegido por Cassandra’s Sons para dar el que será su último concierto antes de entrar a grabar su primer disco de estudio. Se trata de un grupo de música indie que combina elementos del folk y el pop. El local, que se encuentra escondido entre las callejuelas del barrio de Sants, cuenta con un escenario modesto iluminado con luces tenues de color verde oscuro. El bar dispone de una barra de copas muy larga que ocupa uno de los laterales del local, donde varios clientes esperan impacientes en sus taburetes a que empiece a vibrar la música.

Logo del local
Logo del Koitton Club. SOFÍA VALCÁRCEL.

El Koitton Club comienza a llenarse. La gran mayoría del público apenas llega a los treinta años y viste con ropas de tendencia vintage, propias de este tipo de movimientos musicales. En pocos minutos, ya no cabe nadie más en el reducido espacio que rodea el escenario. De repente, seis personas se separan de la multitud para subir a escena uno a uno. La banda saluda con una leve inclinación hacia adelante y, en silencio, se colocan sus respectivos instrumentos musicales. No hacen falta presentaciones.

El sonido de la batería marca el comienzo del concierto. Siempre inician sus actuaciones con una intro musical, sin voces excepto por algunos coros que Marta Palacín, la vocalista, regala a la audición. Acto seguido, Albert Jornet, el bajista, agradece al público que una vez más hayan ido a apoyarles. Gracias al dinero que han conseguido recaudar a través de la plataforma de crowdfunding Verkami, podrán grabar algunas canciones en un estudio dedicado a ello. Así se conformará su primera maqueta.

El segundo tema que suena es Circus. Se trata de una canción alegre y divertida que trata de acercarnos al mundo circense. La banda no duda en utilizar instrumentos tan variopintos como una armónica, un ukelele o un acordeón para conseguir esa ambientación. En ocasiones, es difícil conseguir escuchar a la vocalista debido a los susurros ininterrumpidos del público.

http://www.ivoox.com/cassandra-s-sons-circus_md_2978948_1.mp3″

Aunque la mayoría de temas de Cassandra’s Sons están en inglés, también han producido alguno en catalán. Así lo demuestran con Pont des arts, cantada a dúo por los hermanos Palacín, que combina partes lentas y un estribillo muy pegadizo que hará que no te olvides de él. Trata sobre la juventud que no aprovecha la vida porque cree que aún le queda demasiado tiempo por delante. Durante el transcurso de la canción, consiguen arrancar algunas palmas al público, que baila al son de la música.

http://www.ivoox.com/cassandra-s-sons-pont-des-arts_md_2979046_1.mp3″

Continúan su repertorio con una versión de Patrick Watson, cantante canadiense, del que interpretan Into giants, un tema de su último álbum. Poco se puede decir de una versión en acústico tan impecable como la que protagonizan Gerard y Guillem Vidal a la guitarra.

No podía faltar The uncanny story of the stranger Cliff Meadow, un tema que recoge toda la esencia del grupo: una mezcla de música indie con toques folk, gracias a las guitarras acústicas que corren a un ritmo frenético. Alex Palacín es el encargado de poner voz a esta historia de aventuras en la que Meadow acabará enamorándose perdidamente de una joven. Sin duda, una de las canciones preferidas por el público, que no para de acompañar con palmas y bailes la actuación del grupo.

La vocalista del grupo, Marta Palacín
La vocalista del grupo, Marta Palacín. SOFÍA VALCÁRCEL.

Cerraron el concierto con dos temas más: My heart is yours y She’s never come back home. En esta ocasión, todos los integrantes de la banda cantan alguna parte de esta balada, incluyendo a Martí García, el batería, que está arrinconado en un lado del escenario.

Los aplausos estallan cuando suenan las últimas notas que cierran el concierto. Los componentes de Cassandra’s Sons dejan sus instrumentos a un lado y devuelve otra inclinación hacia el público a modo de despedida. En ese momento, los vítores se intensifican hasta tal punto que la audiencia pide otra canción. Después de unos segundos de susurros, el grupo anuncia que tocará un tema más: Heroe, un acústico que la banda se había reservado para acabar su actuación.

Finalmente, el grupo baja del escenario y vuelve a mezclarse con el público del que había salido, diciendo adiós a una velada perfecta en el Koitton Club.